Imprimir 

La ubicación en Río Tercero fue elegida debido a la proximidad con las fuentes de provisión de las principales materias primas: gas natural, cloro, ácido nítrico y ácido sulfúrico;  minimizando así la logística de abastecimiento.